skip to Main Content

LA BIBLIA

Los sesenta y seis libros de la Biblia fueron inspirados por el Espíritu de Dios y no son producto de la creatividad y el ingenio humano. (2 Pedro 1:20-21) Cada palabra de la Biblia es inspirada por Dios en sus manuscritos originales (2 Timoteo 3:16, Mateo 5:18), sin ningún error y es completamente precisa en todo lo que afirma (Juan 17:17, Salmos 19:7) La escritura deber ser interpretada tomando en cuenta los aspectos literales, gramaticales e históricos del texto de origen.

DIOS PADRE

Existe únicamente un Dios vivo y verdadero (Deuteronomio 6:4; Isaías 45:5-7; 1 Corintios 8:4). Dios es una misma esencia existiendo en tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14). Dios es soberano (Salmos 115:3); eterno (Isaías 44:6); omnisciente (Salmos 139:4); omnipotente (Job 42:2); santo (Isaías 6:1-7); inmutable (Malaquías 3:6); justo (Salmos 97:2); y amoroso (1 Juan 4:8).

JESUCRISTO

Jesús es Dios en su propia esencia y ha pre-existido como Dios en toda su gloria antes de su encarnación en el tiempo y espacio (Juan 8:57-58; Filipenses 2:6-7). Jesucristo se hizo hombre, nacido de una virgen (Mateo 1:23), para redimir a la humanidad, y en ese momento aceptó todas las características esenciales del ser humano sin violar o desvirtuar su esencia divina (Hebreos 2:14-15; Filipenses 2:5- 8). Jesús murió en la cruz por nuestros pecados (Juan 10:15; Romanos 5:8; 1 Pedro 2:24), resucito físicamente de la muerte (Romanos 1:4; 1 Corintios 15:16-20), y ascendió al Padre (Hechos 1,9; Romanos 8:34) y volverá por su iglesia. (Hechos 1:9-11; 1 Tesalonicenses 4:13-17).

EL ESPIRITU SANTO

El Espíritu Santo es co-igual con el Padre y el Hijo (Mateo 28:19; Hechos 5:3-4, 28:25-26; 1 Corintios 12:4-6; 2 Corintios 13:14). En la conversión, el Espíritu Santo regenera al cristiano y lo coloca en el Cuerpo de Cristo (Tito 3:5-7; Juan 3:3-8; 1 Corintios 12:13), mora en el cristiano al momento de la conversión (1 Corintios 6:19), y es garantía de la redención de los cristianos (Efesios 1: 13-14) Guía a los cristianos diariamente en cuanto ellos o ellas se sometan a Él (Gálatas 5:16-25; Efesios 5:18; Romanos 8:14) El Espíritu Santo es la fuente que provee a los cristianos todas la virtudes necesarias para el ministerio de la iglesia local. (1 Corintios 12:7-11).

LOS SERES HUMANOS

La raza humana empezó por la creación directa e instantánea de Dios (Génesis 1:26-27). Hombres y mujeres fueron creados a imagen y semejanza de Dios (Génesis 1:26-27) y existen para glorificar a Dios (Isaias.43:7). El hombre perdió su comunión con Dios, para la cual había sido destinado (Isaías 59:2), y esto tuvo como resultado la muerte espiritual y física. (Génesis 2:16-17; Romanos 5:12), se convirtió en el objeto de la ira de Dios (Juan 3:36) y perdió la capacidad de ser aceptado delante de Dios debido al acto de desobediencia de Adán (Romanos 5:6-10,12) El hombre existe relacionalmente separado de Dios y expresa su pecaminosidad mediante una variedad de actos pecaminosos. (Isaías 59:2; Romanos 3:10-18).

SALVACION

La salvación de los individuos se lleva a cabo completamente por la gracia de Dios, basada en la obra redentora de Jesús en la cruz y de ninguna manera se logra por la contribución, mérito o el trabajo del individuo (Efesios 1:7, 2:8-10; 1 Pedro 1:18-19). Aquellos que se arrepienten y ponen su confianza en Jesús como su salvador en su condición pecaminosa (Marcos.1:15; Lucas 24:46-47; Hechos.3:19, 11:18, 20:21) son declarados justos por Dios (Romanos 3:21-22, 8:33). Desde una perspectiva humana se es salvo después de escuchar el mensaje del evangelio, (Romanos 10:14), siendo convencido de pecado por el Espíritu Santo (Juan.16:8-9), volviéndose del pecado a Dios (2 Corintios 7:9-11), poniendo nuestra confianza en Jesús como el pago total y único por el pecado (Juan 3:14-15). En este punto, el Espíritu de Dios mora en el individuo (Romanos 8:9), lo que resulta en un nuevo nacimiento (Juan 3:3), conocido como la conversión (Mateo.18:3; Hechos 15:3; Romanos 16:5). Cada paso en el proceso de la salvación es otorgado por Dios, incluye el arrepentimiento y la fe (Hechos.11:18; Efesios 2:8). La persona convertida, produce entonces naturalmente frutos dignos de la transformación interna que ha tenido lugar en su vida (2 Corintios 5:17; Mateo 3:8, 7:17-23; Juan 3:36).

LA IGLESIA

La iglesia universal está compuesta por todos los cristianos desde Hechos 2 hasta el rapto y se considera el cuerpo completo de Cristo (Efesios 5:22-33; Mateo 16:18; Juan 1:12-13). Los cristianos se reunían en diferentes puntos geográficos alrededor de todo el mundo con un propósito bíblico (Hechos 2:42-47; Filipenses 3:3; Hebreos 10:24-25; Hechos 1:8), bajo el liderazgo bíblico (Tito 1:5; 1 Timoteo 3; 1 Pedro 5:1-3), y practicando las ordenanzas bíblicas (Mateo 28:19; 1Corintios 11:23-26) es a lo que la Biblia a menudo se refiere como la iglesia, es decir, las iglesias locales (1 Corintios 1:2; Gálatas 1:2; 1 Tesalonicenses 1:1).

LOS ULTIMOS DIAS

Todas las personas serán físicamente resucitadas, (Hechos 24:14-15; 1 Corintios 15:22-23) los que han sido salvos, para bendición y recompensa (2 Corintios 4:14), los que no han sido salvos, para retribución y castigo (Apocalipsis 20:13-15; Daniel.12:2). Dios ha designado a Jesús para juzgar al mundo (Juan 5:22) a ambos, cristianos en relación a su recompensa (1 Corintios 3:11-15), y no cristianos en relación a su castigo (Apocalipsis 20:6,11-15; Mateo 8:12; 25:41; Apocalipsis.14:10-11; 21:8). Cristo regresará por su iglesia (Hechos.1:11; 1 Tesalonicenses 4:16-17). Habrá un terrible tiempo de Tribulación (Apocalipsis 4-19). Cristo establecerá su reino (Apocalipsis 20:1-9). Dios finalmente proporcionara un nuevo cielo y una nueva tierra donde los redimidos de Dios morarán para siempre (Apocalipsis 21:1; 22:5).

Back To Top
×Close search
Search